Joaquín Correa del Sevilla FC ante el Celta
Primer Equipo

CORREA LE PUSO LA GUINDA A UNA GRAN PRIMERA MITAD DE 2017

Tras convertirse en un fijo en la segunda vuelta del campeonato, se marcha de vacaciones con el dulce regusto del debut y el primer gol con la selección argentina

Era casi un desconocido a su llegada el pasado verano y su juventud invitaba a tomar su fichaje con cierta perspectiva. Joaquín Correa, que el próximo mes de agosto cumplirá 23 años, dio el salto desde la Sampdoria al Sevilla FC con la idea de irse ganando poco a poco un lugar en el equipo nervionense. Y lo cierto es que se puede decir que su plan ha salido a la perfección. El argentino es uno de los jugadores cuya progresión a lo largo de la temporada ha sido más notoria. Tanto, que ha acabado poniendo un broche de oro a su primera campaña como blanquirrojo.

Correa debutó oficialmente en la vuelta de la Supercopa de España en el Camp Nou y en LaLiga participó en nueve partidos en 2016 y se quedó en el banquillo en los siete restantes. Eso sí, sólo completó uno de esos partidos, el empate en Ipurúa ante el Eibar. A excepción de los partidos ante Las Palmas en casa, Athletic en Bilbao y Granada en Los Cármenes, en los que acabó siendo sustituido, en el resto siempre participó saliendo desde el banquillo.

En la fase de grupos de la Champions sólo tuvo minutos en Turín ante la Juventus, mientras que en la Copa del Rey firmó sus tres primeros goles con la camiseta sevillista en Formentera, en un encuentro en el que también dio dos asistencias. Aquel partido en tierras baleares, más allá de jugarse ante un equipo de Tercera, avanzó lo que sería un nuevo Joaquín Correa con el cambio de año.

Su hat-trick copero fue un punto de inflexión

En Copa disputó más de la mitad de cada uno de los tres partidos restantes y en Liga de Campeones fue titular en casa ante el Leicester, anotando el segundo gol sevillista. Por su parte, en Liga sí que le costó algo más ir entrando, pero desde su titularidad en casa ante el Leganés, se convirtió en un fijo para Sampaoli. Queda patente su participación en la recta final con sus estadísticas de las diez últimas jornadas ligueras. En ellas sólo se perdió 125 minutos, 90 de ellos debido a la sanción que le impidió medirse a la Real Sociedad.

Correa cerró la temporada con ocho goles en su haber, a excepción del ya comentado hat-trick en Formentera, todos ellos en 2017. Además, sus 695 minutos en la primera parte de la temporada contrastan con los 1.064 de la segunda vuelta, disputada en su totalidad en el presente año. Por si todo esto fuera poco, tras la última jornada le llegó el premio de la selección argentina, con la que pudo debutar nada menos que ante Brasil y con la que su primer tanto fue apenas unos días más tarde, en el amistoso ante Singapur. Pasos adelante de un jugador muy joven pero que ya ha recorrido mucho camino en su primera temporada como sevillista.

Departamento de Comunicación