Krohn-Dehli en Nervión ante el Levante UD
Previa

EL SEVILLISMO ESPERA UN RESOLUTIVO CIERRE ANTE UN RIVAL CON LAS MISMAS DERROTAS

Con el sello de invicto en Nervión, el Sevilla FC debe rematar la cita de este viernes con la séptima victoria liguera consecutiva en casa, añadiendo una serie de hitos históricos que se pueden sumar a la jornada y rescatando las señas de identidad propias. El Levante ha perdido en Liga los mismos partidos (5) que los sevillistas

Este Sevilla FC-Levante UD, jornada 16ª de LaLiga, está señalado en el calendario como la última cita de 2017 en el Sánchez-Pizjuán y en la que se acumulan una serie de alicientes que hacen aún más atractivo el cierre del año en clave nervionense. El reto primordial, por encima de los demás, es rescatar las señas de identidad de un equipo que tiene como divisa preferente la máxima competitividad y un sello ganador basado en la casta de sus protagonistas.

Dejando al margen ahora las causas por las que la mejor versión sevillista no se traslada a domicilio, el objetivo preferente de este viernes es continuar la buena racha en el templo sevillista. Salvo el empate inicial ante el Espanyol, todo fueron victorias -su mejor racha desde 2016- y no se contempla otro escenario que lograr la séptima seguida en casa en esta Liga. La convicción en este sentido debe ser total.

Sumar la séptima victoria liguera en casa con las señas de identidad y el gen innato del equipo

Con el máximo respeto al rival, que vuelve a Nervión casi dos años después, los de Berizzo-Marcucci están en la obligación de mantener el balance favorable ante los levantinos. En once visitas a Nervión, los locales vencieron en siete ocasiones, tres empates y una única derrota (2-3) en enero de 2014. Un Levante de Joaquín Caparrós en el banquillo y Keylor Navas en la portería. El costarricense detuvo de forma sorprendente lo imparable y su equipo ganó con goles a balón parado, superando los tantos locales de Coke y Rakitic. Volvió a puntuar (1-1) en la penúltima visita y perdió en la última, en enero de 2016, 3-1, con goles de Gameiro, Iborra y Konoplyanka. No hace ni dos años y de aquel Sevilla sólo quedan Rico, Nzonzi y Krohn-Dehli.

Los de López Muñiz empezaron muy bien, sumando además dos empates de peso (1-1 en ambos) en el Bernabéu y en casa ante el Valencia, pero desde finales de septiembre han encadenado una sola victoria en 10 partidos, en feudo isleño (0-2), con cinco derrotas y cuatro tablas; de hecho, es el equipo con más empates (7) de la Liga.

En sus filas militan tres ex sevillistas con una trayectoria desigual. Pieza angular del actual Levante en la medular es José Gómez Campaña, el único jugador del plantel azulgrana que ha disputado de titular (junto a Chema) los 15 partidos ligueros celebrados. Por su parte, Iván López, Ivi, recordado goleador del filial nervionense, ha jugado 13 encuentros, aunque sólo seis de titular; ha hecho dos goles, uno en el Bernabéu. El tercer ex sevillista es el lateral Antonio Luna, el cual no ha logrado hacerse con un puesto y solo ha jugado cuatro choques, tres desde el inicio. Los dos goleadores son Morales y Bardhi, con 4 dianas cada uno; el segundo no viaja. Este Levante suma cinco derrotas, sólo una fuera, las mismas que las sufridas por los sevillistas.   

Vuelven tres ex sevillistas: Campaña, titular indiscutible; Ivi, entre titular/suplente; y Luna, poco utilizado

Cita adelantada a este viernes en la que no puede haber desaplicaciones por parte del Sevilla, que diría el técnico Vicente Cantatore. Con independencia del rival, al que hay que respetar siempre, es un choque para hacer los deberes con nota alta. Borrar la imagen del Bernabéu, dar respuesta a la versión que demanda el sevillismo, ganar, seguir invicto en Nervión y sumar nuevos hitos históricos a la longeva trayectoria de los nervionenses. No debe haber evasión, sino convicción y victoria. El día lo merece.

 

Departamento de Comunicación