Crónica

1-1: FC BARCELONA-SEVILLA (LIGA)

La única Liga con color sevillista hasta el día de hoy llegó en 1946, nada más y nada menos que en terreno del Barcelona, que necesitaba ganar y sólo logró un empate.

Los campeones de la liga del 45 en el autobús en Sevilla

La semana del 24 al 31 de Marzo de 1946, fue sin duda la semana más importante para el Sevilla, se llegaba a la última jornada con el Barcelona con 34 puntos y con el Sevilla líder con 35. El Barcelona necesitaba ganar y al Sevilla le bastaba empatar. El estadio de Las Corts registró un lleno total. Por parte sevillista se desplazaron a la capital catalana unos 500 aficionados, así como toda la Junta Directiva para dar calor al equipo.

Cuando en el minuto 7 un certero centro de López es enviado al fondo de la red barcelonista por la cabeza de 'Pato' Araujo en el estadio solo se oyen los gritos de alientos de los 500 seguidores sevillistas, mientras en la grada no se oye ni una mosca, el silencio es sepulcral, en el minuto 63, Bravo empata para el Barcelona y los aficionados cambian de actitud y empujan a sus jugadores en pros del segundo gol que de llegar le daría el campeonato, pero Ramón Encina el entrenador sevillista manda a sus jugadores a pertrecharse en torno a Busto y dejar pasar los minutos. El equipo del técnico del Barcelona, Samitier, dio ordenes a sus jugadores de poner cerco a la portería, pero todo fue en vano para los intereses barcelonistas. Al día siguiente toda la prensa, tanto la de Barcelona como la del resto de España publicaban que el Sevilla había sido justo vencedor de este Campeonato y que el empate cosechado en Les Corts era el justo premio a una trayectoria enormemente positiva.

El equipo campeón de liga con la copa en Nervión
Los jugadores con la copa de liga, año 1946
El equipo campeón de liga visita el ayuntamiento
Visita a la Torre del Oro por el Sevilla FC en el año 1946
El equipo ganador de liga llega a Sevilla

La vuelta de los Campeones de Liga a Sevilla fue todo un acontecimiento. La expedición paraba en cada ciudad y en cada pueblo donde se lo pedían. La llegada a Córdoba fue un espectáculo. Los dirigentes del club cordobés brindaron con champán con la expedición sevillista. Miles de sevillistas se dieron cita en Carmona para recibir a los campeones y para acompañarlos a Sevilla formando una gran caravana de autobuses, automóviles, motos y hasta bicicletas. Otra de las paradas fue en el pueblo natal de Joaquín, Alcalá de Guadaíra, donde la llegada fue un desborde de alegría y algarabía hasta el punto que la alcaldía de esta población decretó día de fiesta por tan magno acontecimiento.

Ya en Sevilla son recibidos en olor de multitud. El Ayuntamiento había acordado un decreto para que se engalanaran todos los balcones desde la Puerta de Jerez a la Plaza Nueva con los colores del equipo nervionense. Llegados al Ayuntamiento fueron recibidos por el Pleno y el Sr. Alcalde, el Duque de Alcalá de los Gazules dio la bienvenida y la felicitación del pueblo sevillano a la expedición blanca encabezada por el marqués de Contadero. Así mismo el Alcalde entregó a cada jugador y técnico varios regalos, entre ellos un reloj de oro con el escudo de la ciudad grabado. Varias firmas sevillanas se suman al acto y entregan presentes a los jugadores, cada jugador recibió una cartera de piel conteniendo 1.000 pesetas.

La entrega de la Copa se realiza siete días después en un partido homenaje que se monta en el Estadio de Nervión y donde compiten el campeón Sevilla FC y el Granada CF. El Sevilla FC venció en este encuentro 4-0, pero el resultado era lo de menos, lo más importante fue la fiesta que se montó cuando el “stuka” Pepe López capitán del Sevilla recibió la Copa de campeón de Liga de manos del Presidente de la Federación Española de Fútbol, D. Javier Barroso. Los jugadores del Sevilla recibieron cada uno mil duros de prima por la obtención del título- treinta euros- que en 1.946 era un dinero importante. Como anécdota, una hora después de terminar el partido, en el Teatro Álvarez Quintero de Barcelona, actuaba Antoñita Moreno-declarada sevillista- quien salió al escenario envuelta en una bandera del Sevilla FC, momento que fue acogido con gran júbilo por parte de todo el público asistente.

FICHA DEL ENCUENTRO

1. FC BARCELONA: Velasco; Calo, Curta, Gonzalvo III, Virgos, Gonzalvo II, Gamonal, Escolá, Colino, César y Bravo.

 

1. SEVILLA FC: Busto; Joaquín, Villalonga, Alconero, Antúnez, Eguiluz, López, Arza, Araujo, Herrera y Campos.

 

GOLES: 0-1, min. 7: Araujo. 1-1, min. 63: Bravo.

 

ARBITRAJE: Pedro Escartín.

 

INCIDENCIAS:Unos 500 aficionados sevillistas se desplazaron a la capital catalana.