Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores analíticas y de ventas. Al continuar navegando acepta nuestra política de cookies; si no la acepta abandone nuestra web y elimine las posibles cookies ingresadas.

más información
Próximo partido
Copa de España - Final
4 de julio 1948 - 21.30
Estadio Chamartín
4Sevilla FC 19' Arza 60' 75' 76' Mariano
1RC Celta de Vigo 6' Muñoz
Crónica

COPA DE ESPAÑA: SEVILLA-CELTA DE VIGO (4-1)

El Sevilla FC goleó al Celta de Vigo en Chamartín para alzarse con su tercer entorchado copero, el segundo que se conseguía en Madrid

Alineación ganadores Copa de España 1948

El estadio Chamartín no llegó a llenarse, en parte porque no participaba ningún equipo de Madrid y porque era un domingo de calor sofocante y gran cantidad de madrileños prefirieron marcharse a las playas o al campo. Aún así, sesenta mil espectadores se dieron cita en las gradas del coliseum madridista. Había una buena representación de sevillanos y vigueses que se podría considerar a partes iguales.

No obstante, los vigueses parecían más debido a que la mayoría de la parroquia local se puso del lado de los gallegos, en primer lugar, porque teóricamente era el más débil y después, porque en el equipo vigués estaban jugando dos exmadridistas, Miguel Muñoz y Pahiño. Sentado en su banquillo nada más y nada menos que el “mítico” Ricardo Zamora que también había vestido la camisola merengue del Real Madrid.

Las cosas comenzaron mal para el Sevilla porque nada más comenzar el encuentro marcó el Celta por mediación de Miguel Muñoz. Iban 6 minutos y la cosa no pudo ponerse peor. El Sevilla sabía que no debía cejar en el acoso a la portería gallega, y en el minuto 19 llega el empate de un testarazo de Juan Arza. La presión continúa, y el Sevilla que tiene que marcar antes del descanso, no lo hace, llegándose al mismo con el empate a un tanto y con las espadas en todo lo alto.

3 goles de Mariano dan la tercera Copa al Sevilla 

En la segunda parte aparece la figura goleadora del Sevilla, que no es otro que el aragonés Mariano (en la eliminatoria previa había marcado 5 goles ante el Castellón). Transcurre el minuto 60 cuando Mariano lleva el balón al fondo de las mallas viguesas. En esa jugada resulta lesionado el portero gallego Simón y prácticamente el Celta entrega la cuchara. El medio volante Alonso cubre la baja de Simón y el Celta se convierte en una marioneta ante los continuos ataques sevillistas.

Eguiluz, Arza y Doménech se hacen dueños de la situación y surten de innumerables balones a los delanteros sevillistas. Mariano marca por partida doble los dos restantes goles, sentenciando el partido ante la desesperación de los jugadores, técnico y aficionados célticos. Pahiño agrede a Eguiluz y es expulsado por el árbitro Sr. Vilalta. Para colmo de males, a falta de algunos minutos se lesionan los célticos Yayo y Aretio. El feo gesto de saber encajar la derrota la protagoniza el técnico Ricardo Zamora que pone delante del palco y del Jefe del Estado al equipo en acto de desagravio. Al final del partido el árbitro comentó: “menos teatro y más fútbol, que es lo que ha hecho el Sevilla”.

Espectacular recibimiento en Sevilla

Como en ocasiones anteriores, el recibimiento en Sevilla fue apoteósico. Una vez más, la respuesta popular fue impresionante. Miles y miles de personas se trasladan a las afueras de la ciudad para recibir a los vencedores que vuelven en autocar desde Madrid. El presidente del Sevilla, Don Ramón Sánchez-Pizjuán, y el resto de su junta directiva se unen al cortejo en la Cruz del Campo, al haberse desviado la comitiva desde Carmona, pasando por El Viso y Mairena, para alcanzar Alcalá de Guadaíra, pueblo natal del capitán sevillista Joaquín Jiménez Postigo. El recorrido triunfal desde la propia Cruz del Campo hasta el Ayuntamiento tuvo numerosísimas paradas y a veces era imposible continuar debido a la multitud que formaban los que se dieron cita para acompañar a la comitiva.

En el Ayuntamiento fueron recibidos por el Alcalde accidental, Señor Bermúdez Barrera. Sánchez-Pizjuán ofreció el triunfo una vez más a la ciudad de Sevilla, siendo recogido el gesto con innumerables aplausos por parte del público asistente. El Ayuntamiento premió a cada jugador “campeón” con un reloj Cyma de Oro y una pitillera de plata. Al día siguiente, los jugadores visitaron, entre otros muchos lugares, el Sanatorio de Jesús del Gran Poder (San Juan de Dios) donde compartieron con los chicos enfermos la alegría por el éxito logrado.

FICHA DEL ENCUENTRO

4. SEVILLA FC: Busto; Joaquín, Belmonte, Alconero, Antúnez, Eguiluz, Pineda, Arza, Mariano, Doménech y Campos.

 

1. RC CELTA DE VIGO: Simón; Mesa, Cabiño, Gaitos, Alonso, Yayo, Roig, Muñoz, Pahiño, Aretio y Vázquez.

 

GOLES:0-1, min. 6: Muñoz. 1-1, min. 19: Arza. 2-1, min. 60: Mariano. 3-1, min. 75: Mariano. 4-1, min. 76: Mariano.

 

ARBITRAJE:Agustín Vilalta.

 

INCIDENCIAS: Final de la Copa de España en el Estadio Chamartín ante más de 60.000 espectadores, unos 5.000 sevillanos, alrededor de 3.000 vigueses y el resto de madrileños y aficionados llegados desde otros puntos de España.

Slider Footer Videos e Imágenes