Club

SE CUMPLEN TRES LUSTROS DEL GOL QUE VERDADERAMENTE LO CAMBIÓ TODO

El 27 de abril de 2006, Antonio Puerta anotaba en la portería de Gol Norte el tanto que daba acceso a la primera final europea del Sevilla FC

Luego llegaron otras once, las dos últimas hace apenas unos meses. Pero el 27 de abril de 2006, hace hoy justo 15 años, el Sevilla FC se abría un ilusionante camino hacia lo desconocido en una brillante noche de Feria. Curiosamente, hace apenas cinco días también era jueves de Feria. De una Feria que no fue tal y que llevó a Aitor Puerta al plató de A Balón Parado, en Sevilla FC TV. Tres lustros antes, a esa misma hora, su padre disputaba uno de los partidos -y pese a todo hoy sigue siéndolo- más importantes de la historia del club.

Hubo que esperar algo más para resolver aquel encuentro disfrazado de pasaporte hacia la gloria. Puerta mandó el zurdazo al palo izquierdo de Frank Rost y el Sevilla FC cambió para siempre. Los sevillistas lloraban con la inocencia del que sabe que algo grande estaba pasando, aunque seguramente ninguno alcanzaba a imaginar qué era todo aquello. El Sánchez-Pizjuán, como si de una caseta se tratase, se trasladó de una pieza a Los Remedios y allí continuó una fiesta inolvidable, de las que hoy toda la ciudad sueña con recuperar más pronto que tarde.

Hoy hace 15 años que el Sevilla FC dejó de necesitar irse al blanco y negro para recordar hazañas épicas. El zurdazo de Puerta no fue más que el prólogo de una gran historia que ni mucho menos está cerca de encontrar su final. Tres lustros después, aquella carrera hacia lo desconocido sigue su curso y todo parece haber cambiado sin que nada lo haya hecho realmente. Entonces, como ahora, los sevillistas siguen soñando con cotas que un día parecieron imposibles. Pero nada es imposible para el que nunca se rinde.

Departamento de Comunicación