Monchi atiende a los medios oficiales desde Salzburgo
Primer Equipo

MONCHI: "ESTAMOS EN UNA SITUACIÓN DIFÍCIL, PERO PRIVILEGIADA"

El director general deportivo asegura que "hoy no es día de charla porque sabemos lo que nos jugamos"

Monchi atendió, como es tradicional, a los medios oficiales en la mañana previa al partido europeo en Salzburgo. El de San Fernando vive un día especial: "Lógicamente estoy tensionado, nervioso y con ganas de que llegue la hora del partido. Es un día importante y definitivo. No sé si inesperada, pero es una final seguro porque no hay mañana. Esto es hoy y hay pocas opciones. Solo ganar o ganar".

La situación se puso difícil, pero solo hay presente: "Mirar para atrás puede servir solo para fustigarnos y no merece la pena. Estamos donde estamos, analizamos en su momento que era un grupo extraño con nombres no llamativos pero competitivo. Hay pocos grupos en los que cualquiera en la ultima jornada pueda ser primero o cuarto. Hay que mirar para delante y para hoy, asumiendo que estamos como estamos y que a pesar de todo dependemos de nosotros". Todo ello en un clima hostil: "No va a ser excusa ni tan siquiera una nevada. El campo estaba húmedo y se va a levantar un poco, pero tiene calefacción y no va a ser un problema. La temperatura será de dos o tres grados bajo cero, pero nada más".

Además, sin público en las gradas: "No una ventaja, pero si posiblemente una desventaja para ellos. Tienen que sentirse mal por ello y cuando hemos jugado nosotros en la ida había reducción de aforo. Nos habría gustado estar al 100%. Son condicionantes que no dependen de nosotros y ellos lo pueden argumentar como un hándicap negativo, pero tampoco creo que sea definitivo". A nadie se le escapa la importancia de estos 90 minutos: "Primero a nivel deportivo, porque es un de los objetivos de la temporada y si no se cumple habríamos fallado. Luego no se nos escapa el matiz económico, en un momento complicado, que se esfume la vía más importante de ingresos sería un palo. Es posible que pueda pasar y habría que buscar soluciones. No tenemos tampoco que mortificarnos. Es una situación difícil pero privilegiada, porque dependemos de nosotros. Eso el grupo lo sabe y sabe lo importante que es. Hay ganas de hacer un buen partido esta noche. Sé que están motivados, que saben lo que se juegan y esa ilusión que utiliza el míster como argumento, se palpa. Luego pasará lo que tenga que pasar".

"Sé que están motivados, que saben lo que se juegan y esa ilusión se palpa"

Aunque les vale el empate, el Salzburgo no especulará: "Ellos son un equipo al que le gusta que el partido se descontrole porque en las transiciones son muy buenos y rápidos. En la ida nos hicieron daño en las pérdidas y son parecidos al Dortmund o al Lille. Hay que tener cuidado con las vigilancias defensivas e intentar no perder balones. A ellos les valen dos resultados y no tienen esa desesperación de salir en tromba. Pero son un equipo dominador y no vaticino a un Salzburgo encerrado atrás". También influirá el aspecto psicológico: "Es un grupo que no baja los brazos y no usa la excusa como argumento. Va en el espíritu del cuerpo técnico y de veteranos como Fernando o Rakitic. Esta mañana me transmitían confianza y son un grupo al que hay que tumbar. Es algo que se ha conseguido en estos años, que difícilmente entregamos la cuchara. Siempre se lucha hasta el último minuto".

No hará falta charla previa: "Hay que saber seleccionar cuando hay que dar mensajes y hoy no es día de eso. La motivación ya está. Esa faceta motivadora se utiliza a cuentagotas y hoy me he cruzado con algunos y les he preguntado como están, con más colegueo que otra cosa, buscando el apoyo mutuo. Como en la final de Colonia, no hace falta charla porque saben lo que nos estamos jugando". Y sobre el rival, mucho respeto: "A los que trabajamos en el scouting no nos sorprende. Son jugadores que de tres a cinco años estarán en equipos muy importantes. Arriba tienen una media de 20 años y lucirán en Europa. Me sorprende quizás el grado de madurez, aunque en los últimos partidos han bajado un poco. Pese a todo han dado un nivel muy alto y están a un punto de meterse".

"El Salzburgo arriba tiene una media de 20 años y son jugadores que lucirán en Europa"

En cuanto a nombres, habló de Montiel: "Hemos tenido que adelantar los tiempos, como con Rafa. Es una apuesta segura porque ha ganado la Copa Libertadores, la Copa América... Solo hay que esperar su adaptación y cuando lo hacen, siempre compiten. Con 23 años es ídolo en River y eso dice mucho. Hemos tenido que acelerarlo un poco porque queríamos ir más lentos, pero está respondiendo. Cuando una dirección deportiva apuesta por un jugador como él es porque sabe que va a rendir". Y también sobre Acuña: "Marcos es un fuera de serie para muchas cosas y ayer decía que estaba bien. Los plazos con él son siempre provisionales y dentro de su lesión somos optimistas, porque va a estar seguro antes de lo previsto".

También se refirió a la baja de Lamela: "Es un palo, porque fue una jugada absurda en un partidillo. Se cayó y no pensábamos que fuera grave, pero yo de hombro algo sé y tuve esa misma lesión. Fuimos preocupándonos porque no desaparecía el dolor. Él quería dar pasos adelante pero al final hemos optado por el plan agresivo de la operación y es una pena, porque nos da cosas diferentes y es una baja inesperada". Para concluir, habló del partido que imagina hoy: "Yo quiero imaginar un partido en el que seamos dominadores. Necesitamos nadar y guardar la ropa sin volvernos locos. A ida y vuelta nos pueden hacer daño y hay que dominar, girar y no obsesionarnos. Obligarlos a defender a ellos en bloque bajo para que no puedan salir a la contra. Analizando de forma objetiva soy optimista con respecto a lo que el equipo va a conseguir hoy".

 

Departamento de Comunicación