Monchi, en una imagen de archivo
Primer Equipo

MONCHI, SOBRE SUS 500 TRIUNFOS: "LA DEL SCHALKE SIEMPRE ESTARÁ AHÍ, PERO ME QUEDO CON LA DE COLONIA"

"Son 500 alegrías, como mínimo. Las horas de trabajo que uno le dedica a esto es para hacer feliz a la gente del Sevilla", destacó

Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, director general deportivo del Sevilla FC, ha estado en el mediodía de este miércoles atendiendo a Sevilla FC Radio por la reciente efeméride de sus 500 victorias en el club blanquirrojo desde que asumiese su actual cargo. Monchi ha querido comenzar destacando que "no llevaba la cuenta. Está por ahí mi amigo Mérida que me actualiza cada dos por tres los datos, pero me cogió por sorpresa. Son unos número bonitos, evidentemente. Mi margen de influencia es verdad que es mínimo, porque no he jugado ningún partido, pero sí te quedas con lo vivido en ellos y con quién los has vivido, y sobre todo que has hecho feliz a mucha gente. Son 500 alegrías, como mínimo, porque seguro que también hay algún empate o derrota con ese sabor en alguna eliminatoria. Las horas de trabajo que uno le dedica a esto es para hacer feliz a la gente del Sevilla. El leitmotiv de nuestro trabajo es hacer feliz a los sevillistas".

"El vocablo Monchi debería abrir un paréntesis para incluir a presidente, consejeros, jugadores, entrenadores, empleados, amigos, familia, etc. Ha habido mucha ayuda, mucha confianza, el apoyo de la afición... Le he quitado tiempo a mi familia y a mis amigos, mis antiguos compañeros también han sumado, igual que los de ahora, Pablo Blanco, Agustín Moreno... Detrás de esa palabra hay muchísimo. Todos hemos tenido que ver parte en ese orgullo que sentimos sobre el Sevilla FC y es lo que nos tiene que valer para seguir", continuó el director general deportivo.

"Llevo 33 año en Sevilla y tengo 52, el escudo del Sevilla FC es una parte muy grande mi vida"

Sobre sus números propiamente estadísticos, Monchi bromeaba con que "faltan los partidos como futbolista, que no son muchos, pero alguno hay... Es bonito ser parte de la historia de este club y de haber vivido tanto desde el 1988 que llegué. Más que yo una parte del escudo es al revés, el escudo es una parte muy grande de mi vida. Llevo 33 años en esta ciudad y tengo 52, es muchísimo ligado al Sevilla y me quedo con eso, con ese vínculo de tres cuartas partes de mi vida. Que me quiten lo bailado, por supuesto". 

Monchi se refirió a su primera temporada como director deportivo y a la importancia de Roberto Alés en esa decisión que tomó: "La primera temporada fue muy bonita porque despertaba muchas dudas. Pasé de portero a delegado y a director deportivo. Me quedo con muchos momentos de ella, y algunos duros. Las dudas me caían encima volviendo de Jaén tras perder allí. Pensaba que dónde me había metido, estábamos séptimos en Segunda. Al poco tiempo todo empezó a mejorar y al final fue una temporada magnífica. Roberto apostó por mí por encima de todo y me puso delante del todo. Se lo agradeceré de por vida. Fue un osado, al igual que yo cuando acepté. Su riesgo y mi osadía hicieron que hoy estemos aquí". 

"La victoria en Colonia contra el Inter fue la más profunda e intensa, tuvo muchos condicionantes"

"Es difícil elegir una sola victoria. A todo el sevillismo nos marcó el triunfo ante el Schalke 04, esa supuso un antes y un después, no puedo eludirla. Pero yo me quedo con una de las más recientes, la final de Colonia contra el Inter. Supuso mucho. Habíamos sufrido mucho y tiene muchos condicionantes. Tuvimos que hacer cosas que hasta entonces no habíamos hecho. Fue la más profunda e intensa, aunque no la más celebrada".

"El otro día celebré desde mi sitio el gol de Acuña corriendo como lo hacen Marcelino o Fernando Vázquez cuando marcan sus equipos. Sigo celebrando los goles como si me fuera la vida en ello. Disfruto poco luego de las victorias, siempre hay un reto posterior. Las noches de los títulos son diferentes, aunque me entretengo poco. Soy explosivo en las celebraciones pero me enfrío rápido. A veces te arrepientes de no haber disfrutado más, te come el día a día y es una pena. Quizás debería haberlo hecho, aunque no nos ha ido mal del todo siendo así", apuntó Monchi.

"El equipo ha demostrado que tiene muchos argumentos y ganar en Balaídos sería dar un paso más"

"Ganar en Balaídos sería muy importante. El equipo ha cogido un poco de aire y ha demostrado que tiene muchos argumentos y sería dar un paso más para ir confirmando cosas, aunque queda mucho por pelear y sufrir todavía. Ellos andan en un buen momento y nos van a poner las cosas muy difíciles", finalizó el director general deportivo.

Departamento de Comunicación