Sarabia celebra el 2-1 ante el Leganés en la 17/18
Previa

BUTARQUE ES CLAVE PARA MANTENER EL RITMO DE COMPETICIÓN ANTE UN DURO RIVAL

La cita matinal ante el CD Leganés -cuarta del curso- obliga a cambiar el chip, pero no a bajar las prestaciones de un Sevilla motivado que se juega en diez jornadas su sitio en el torneo doméstico. En un duelo previo al último parón liguero, el fútbol exige a los de Montella congelar alegrías europeas y centrarse con seriedad en el reto de otra victoria ante los madrileños

La realidad antes que los sueños. A LaLiga hay que darle su sitio, tan importante como las demás competiciones. El CD Leganés-Sevilla FC del mediodía dominical, en este sentido, adquiere una relevancia fundamental al ser un paso más -el llamado partido a partido- en el camino inexcusable de la regularidad. Los de Montella deben dejar a un lado las bien ganadas alegrías y retos europeos, para siempre en el baúl de las leyendas, y -de un plumazo- cambiar el chip competitivo y afrontar la cita de Butarque como la más decisiva del momento. Será la cuarta del curso ante el rocoso y aguerrido cuadro madrileño, ante el que ha sumado hasta ahora este curso dos victorias y un empate. Tablas 1-1 y triunfo 2-0 en las semifinales de Copa del Rey, junto al 2-1 en la Liga a finales de octubre pasado. Resultados ajustados que dice mucho de la solidez y la pelea constante de los pepineros, pero ante las que los sevillistas han de reiterar su superioridad en el césped, no en los datos.

La regularidad obliga al Sevilla a afrontar la cita liguera como una ‘final’ de las diez que quedan para atar plaza europea

El conjunto de Garitano -ciñéndonos a la Liga- fue un rival duro y complicado. A finales de octubre pasado, en su visita a Nervión, firmó un ajustado 2-1 que refleja la dificultad del cuadro madrileño. Ben Yedder abrió el tanteo, que igualó Szymanowski de penalti -dudoso- y Sarabia, siempre al quite, de magnífico tiro, cerró el 2-1 final citado. Un duelo que puede aventurar el tipo de enfrentamiento que ofrecerá Butarque, en el cual el Sevilla FC no puede bajar la guardia ni el ritmo. Son vitales de nuevo la concentración atrás y la pegada arriba. De hecho, será una ‘final’ de las diez que quedan para reafirmar plaza europea. Manda la regularidad.

De cara al parón liguero que se produce tras la jornada 29, los deberes pasan por ir a por una victoria sin ambages. Ambos rivales llegan tras dos derrotas por 2-0. Los de Garitano en San Mamés y los de Montella en Nervión en un choque ante el Valencia que no reflejó el magnífico juego sevillista, aunque sin mostrar pegada y con desconcentración atrás en los goles visitantes. Por su parte, los pepineros en casa -junto a tres empates- han repartido éxitos y fracasos: 6 victorias y 4 derrotas ante Barça, Madrid, Getafe y Eibar. Su balance goleador en Butarque es equilibrado: 13-12. Un curioso dato del rival: de 23 goles narcados, sólo 5 antes del descanso y 18 en las 2ª partes.

Bonita pugna en los goleadores sevillistas: Ben Yedder, Muriel y Sarabia suman en Liga 6 goles cada uno

En el capítulo de goleadores -el gol rey del fútbol- ambos equipos reparten sus dianas entre un nutrido grupo de jugadores. En los locales, 14 tantos llevan entre Pires (5), Eraso (3) y Szymanowski, Guerrero y Beauvue (2). El trípode anotador nervionense se sustenta entre Muriel, Ben Yedder y Sarabia, con 6 goles cada uno; se da la circunstancia positiva de que el madrileño firmó 5 goles de los 6 en la Liga desde la llegada de Montella. Mudo Vázquez, Lenglet y Nolito añaden tres goles cada uno, reflejando un crecimiento evidente en los tres jugadores citados. Correa es baja este domingo por sanción.

Los sueños son de abril, pero la realidad de este domingo es Butarque

Con el hito histórico logrado en Old Trafford y la ilusionante doble cita en los cuartos de la Liga de Campeones ante el gigante germano, Bayern de Múnich, todavía cobra más importancia si cabe seguir poniendo las bases para mirar al futuro europeo con determinación. En este sentido, Butarque en el primer paso que conduce a Europa. En una cita para tener los pies en el suelo. Los sueños son abrileños y el duelo de Butarque es pura realidad liguera de marzo. Hay que enfrentarse a ella.

 

Departamento de Comunicación