Crónica

Copa del Rey: Sevilla-Getafe (1-0)

Tras 59 años sin probar el sabor de la Copa, el Sevilla conquista su cuarta Copa, la primera del Rey. Tercer título de una temporada irrepetible. Valió un gol de Kanouté y una brillante actuación de Palop cuando Güiza estaba solo. Aunque parezca imposible, todavía más grande.

Jugadores celebran la Copa del Rey 2007

El Sevilla volvía tres años después al Bernabéu por la Copa. En aquella ocasión se disputaba una semifinal. Era un equipo al que la fortuna en esa época y desde décadas atrás siempre le daba la espalda. Y perdió. Este Sevilla de Juande Ramos es muy diferente. Es un equipo ganador. Es un equipo valiente en las finales. Es un equipo que sabe lo que se hace, al que no le tiembla el pulso en los momentos clave. El Sevilla ganó otra final. La cuarta en poco más de trece meses mágicos, inolvidables. Por fin una española. El Sevilla de nuevo le dio un beso de tornillo a la gloria. Es un grande. Con jugadores grandes. La diferencia estuvo en eso, en la grandeza. Güiza no pudo superar a Palop con todo a favor porque Palop es demasiado para él. En cambio, a Kanouté hasta le sobró tiempo para pensar antes de batir a Luis García. Cosas de grandeza.

El comienzo del choque fue eléctrico. Ya lo dijo Juande en la previa. Al equipo le había cambiado el chip, estaban mentalizados los sevillistas y se notó desde el principio. Sonaban las palmas como si la película se diera en el Pizjuán. Una postal increíble de posiblemente 50.000 sevillistas, realmente increíble. Quien sabe si más. Todo eso sirvió de acicate para los jugadores hispalenses, que salieron enchufadísimos. La derecha era un torrente. Las llegadas de Daniel empezaban a preocupar y Navas avisaba en el seis.

Palop para a Güiza y gol de Kanouté 

En cambio, acto seguido llegaba el susto, un error defensivo a la hora de tirar el fuera de juego dejó a Güiza solo. El jerezano intentó driblar a Palop, pero no. Volvió el enorme Palop, el de las grandes ocasiones. El valenciano le ganó la partida al ariete. Güiza no debió errar, porque ni un minuto más tarde la tuvo Kanouté. Y éste sí que no perdona. Habla menos, pero las mete más. Después de conducir el balón desde la medular, perseguido por el aliento de dos defensas, el malí batió por bajo a Luis García. Era el minuto 11 y las gradas del Bernabéu temblaban, así como sus aledaños. La gloria, otra vez más, asomaba sus narices a la vuelta de la esquina.

Equipos jugadores Copa del Rey 2007
Afición sevillista Copa del Rey 2007
Javi Navarro levanta la copa del Rey 2007
Celebración en Sevilla Copa del Rey 2007
Puerta con la copa del Rey 2007

El gol dejó tocados a los azulones. El Sevilla tiró del carro y buscó el segundo. Llegaron más ocasiones. Se palpaba el peligro en los ataques andaluces. Renato y, sobre todo, Luis Fabiano, con un cabezazo dentro del área que se fue lamiendo el palo izquierdo de Luis García, acariciaron el tanto. Lo mismo pasó más tarde con Puerta, que no supo aprovechar un balón de oro dentro del área. La izquierda también funcionaba. El canterano se colaba hasta la cocina cada vez que le daba la gana, aunque le faltaba siempre el último pase. Atrás el equipo lucía igual. Los pocos intentos del Getafe eran cortados en seco por un gran Drago, así como por ambos centrales. El Sevilla, en definitiva, apuntaba muy bien cuando Rodríguez Santiago señaló el final del primer periodo.

En la segunda parte cada equipo asumía su rol. El Getafe tenía por fuerza que irse arriba. Así fue. En cambio, de nuevo al Sevilla se le veía un paso por delante a la hora de crear peligro. La entrada de Kerzhakov por Luis Fabiano aportaba mucha velocidad para la contra. Quizás era el momento de esperar y asestar un último golpe. Pero no llegaba la puntilla. El reloj corría en contra del Getafe. Los madrileños se venían arriba, sin crear ocasiones claras, eso sí, porque atrás los de Juande se mostraban implacables.

Duda y Martí sustituían a Puerta y Renato, respectivamente. Entre medias, Navas remataba sólo dentro del área. Lo flojo del disparo evitó lo que podía haber sido el punto y final del choque. Se alargó la contienda y enfilando el descuento Kanouté fue expulsado por contestar con una patada la agresión de un contrario. Hubo que aguantar. Hubo que sufrir por la gloria. Valió la pena. La gloria, otra vez. La grandeza, otra vez. El mejor Sevilla de todos los tiempos.

FICHA DEL ENCUENTRO

1. SEVILLA FC: Palop; Alves, Javi Navarro, Dragutinovic, Escudé; Poulsen, Renato (Martí, min. 80), Jesús Navas, Puerta (Duda, min. 75), Luis Fabiano (Kerzhakov, min. 48) y Kanouté.


0. GETAFE CF: Luis García; Contra (Pachón, min. 84), Belenguer, Pulido, Paredes, Celestini, Casquero, Cotelo, Nacho (Vivar Dorado, min. 70), Manu del Moral (Verpakovskis, min. 79) y Güiza.


GOLES: 1-0, min. 11: Kanouté.


ARBITRAJE: Rodríguez Santiago (Colegio castellano leonés). Mostró cartulina amarilla por parte del Sevilla a Renato (min. 27) y Duda (min. 90), y por el Getafe a Paredes (min. 40), Güiza (min. 45), Belenguer (min. 50), Nacho (min. 63) y Celestini (min. 87). Expulsó a Kanouté (min. 88), del Sevilla por agredir a Casquero y a Contra tras acabar el partido.


INCIDENCIAS: Final de la Copa del Rey 2007 en el Estadio Santiago Bernabéu ante 80.000 espectadores.